Navidad en Barcelona

2019-12-30

Algo tiene la Navidad que a todos nos conmueve. Será porque saca de su letargo al niño que un día fuimos, o porque ahora vemos en los ojos de nuestros hijos la ilusión que vivimos buscando al tió, entregando la carta a Papa Noel o a los Reyes Magos, recorriendo las calles alumbradas y con villancicos sonando en las tiendas… En el norte de Europa hace mucho que esta ilusión por la Navidad se vive con espectaculares mercados navideños y planes para toda la familia. Y aunque en Barcelona también contamos con tradiciones centenarias como la Fira de Santa Llúcia o la Fira de Reis de la Gran Vía, es cierto que ha costado más encontrar una programación de actos para disfrutar niños y mayores. Sin embargo, nos hemos puesto las pilas y hoy día contamos con diversas actividades a realizar hasta que sus majestades de Oriente dicten sentencia a nuestro buen o mal comportamiento en el año que termina. Por eso repasamos los mejores planes para vivir la Navidad con la misma ilusión que cuando éramos pequeños.

Visitar el pesebre de la plaza Sant Jaume
Todo un clásico de nuestra ciudad. El Ayuntamiento de Barcelona se suma a la celebración de las fiestas con una representación de la iconografía navideña: el niño Jesús, María y José, el buey y la mula, los Reyes, los pastores… Sin embargo, esta bonita tradición ha adquirido un tono más transgresor en los últimos años, con representaciones alternativas de lo que puede representar la Navidad, y con figuras alegóricas que se alejan del pesebre tal y como lo hemos conocido siempre. Y como todo en la vida, tiene sus detractores y sus partidarios. Sea para criticarlo o alabarlo, o simplemente para poder juzgarlo con conocimiento de causa, el pesebre municipal es ya un acontecimiento que merece ser visitado. Expuesto hasta 6 de enero.

Plaça Sant Jaume

Visitar la tienda de Navidad más famosa del mundo

Se trata de Käthe Wohlfahrt, la tienda alemana de decoración artesanal navideña más importante de Europa, acaba de aterrizar en el barrio gótico de Barcelona. Con tiendas en Estados Unidos y en Europa, ha abierto recientemente la primera tienda de la cadena en España, en el que es uno de los establecimientos más grandes de la ciudad dedicado exclusivamente a la ambientación navideña. Cruzar su puerta es transportarse a un mercadillo navideño en Alemania. Las dependientas con el traje típico local, ambientación de pueblito nevado, un árbol enorme en el centro de la tienda… Además, para la tienda de Barcelona han creado piezas exclusivas inspiradas en la ciudad: diseños gaudinianos, el característico taxi amarillo y negro o el tradicional caganer. La encontraremos en el Gòtic, en la calle Banys Nous, 15.

Feria de Navidad del Poble Espanyol

E 21 de diciembre, el Poble Espanyol abría sus puertas para celebrar la magia de la Navidad con toda la familia. Entre las actividades que organiza está la entrega de cartas a los emisarios de los Reyes Magos (del 21 al 29 de diciembre). Además, habrá actividades de magia, alegría e ilusión para toda la familia, como gincanas, cagar el Tió, disfrutar con la programación de cine de Navidad o visitar el árbol de los chupetes, donde todos los niños y niñas que se hayan hecho “mayores” podrán dejar el suyo para celebrar ese paso tan importante. Y para los adultos habrá una muestra gastronómica de Navidad con productos de proximidad, maridajes, una feria de cerveza artesana, aperitivos con vinilos... Vamos, que no hay escusas para no acercarse.

Feria de Navidad en el Port Vell

Una novedad de este año que apunta a convertirse desde ya en un clásico de la Barcelona del futuro en Navidad No se entiende esta frase. Se trata del típico mercado navideño de estilo europeo, que ha abierto sus puertas en la Plaza del Portal de la Pau, frente al monumento de Colón. La feria ocupa una superficie de 5.000 m2 y está conformada por paradas hechas de madera y decoradas con guirnaldas siguiendo el estilo de los mercados tradicionales de Navidad. En ellas podremos encontrar decoración navideña, alimentación, artesanía y regalos, además de zonas gastronómicas y un escenario. Y como no se entiende una Navidad sin árbol, la feria ha presentado un abeto de 31 metros de altura y con una iluminación de tecnología LED. Se puede visitar hasta el 5 de enero.

Mercat Port Vell

Fira de Reis en la Gran Vía
Se celebra desde 1877 en la Gran Vía, entre Calabria y Muntaner. Lo que empezó con una concentración de 18 paradas que vendían juguetes y caramelos, ha ido creciendo con el paso de los años hasta llegar a los 273 en la edición de este año. Y no solo se venden juguetes. Bisutería, platería, ropa, pañuelos, sombreros, complementos, decoración para el hogar y artículos de artesanía se dan cita en este tradicional mercado navideño. Aunque con una historia centenaria, la feria de Reyes de la Gran Vía no goza de tanta fama como la Fira de Nadal de Santa Llúcia, a la que suele coger el relevo cada año. 
Mención especial tienen las churrerías de la feria. Con un invierno recién estrenado y el viento que suele castigar una calle tan abierta como la Gran Vía, a uno le entra mejor un buen chocolatito caliente, para quitarse el frío. Y como en estas fechas ya se come por costumbre, mejor acompañarlo de churros clásicos, rellenos de nata o de crema, porras, gofres, o del ya centenario ‘xuixo’ de Girona.

Campanadas de Fin de Año
¿Por qué quedarnos en casa comiendo las uvas si lo podemos hacer en el corazón de la ciudad disfrutando de un espectáculo de relieve internacional? Un año más, la Avenida de la Reina Maria Cristina, con el Palau Nacional de fondo, acogerá la cuenta atrás de las 12 campanadas para dar la bienvenida al 2020 como se merece, con un impresionante espectáculo de luz, agua, pirotecnia y música, gracias al funcionamiento de su tradicional Font Màgica, que combinará el agua con luz, sonido y fuego…

Cabalgata de Reyes
Como colofón final a 15 días de magia, Barcelona celebra el próximo 5 de enero su tradicional Cabalgata de Reyes, una fiesta que se repite cada año desde 1940, para ofrecer un gran recibimiento a sus Majestades los Reyes Magos. Tras un largo viaje por mar desde el lejano Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar llegan a la ciudad sobre las 16:30h, atracando su barco en el Moll de la Fusta. Allí son recibidos por la alcaldesa, quien les entrega las llaves de la ciudad para que, solo durante esa noche, puedan abrir las puertas de todas las casas de Barcelona y entregar sus regalos. A las 18h dará comienzo el desfile de carrozas acompañado de comparsas, danzantes, carteros reales y un séquito de pajes. El recorrido, que durará tres horas, discurrirá por las calles Av. Marquès de l’Argentera, Pla de Palau, Pg. Isabel II, Via Laietana, Pl. Urquinaona, Fontanella, Pl. Catalunya, Pl. Universitat, Rda. Sant Antoni, Sepúlveda, Av. Paral·lel, Pl. Espanya, hasta llegar a Av. Maria Cristina.
 

quedateencasa