“La luz es la quinta dimensión de la arquitectura”, Birgit Walter, fundadora y directora creativa de BMLD

2022-08-03
Birgit Walter fundó BMLD, después de estudiar diseño de interiores en Barcelona y su MFA en Fine Arts experiencia en Estados Unidos, volvió a Barcelona para abrir el primer estudio de diseño de iluminación en la ciudad. Nos explica la importancia de una buena iluminación y la relevancia de la luz, tanto física como psicológicamente.

Birgit Walter fundó BMLD, después de estudiar diseño de interiores en Barcelona y su MFA en Fine Arts ganando experiencia en Estados Unidos, volvió a Barcelona para abrir el primer estudio de diseño de iluminación en la ciudad. Nos explica la importancia de una buena iluminación y la relevancia de la luz, tanto física como psicológicamente. 

Birgit Walter, fundadora y directora creativa de BMLD
Birgit Walter, fundadora y directora creativa de BMLD

La iluminación de los espacios juega un papel muy importante en nuestra percepción del entorno, dependiendo de la luz podemos ver una estancia de una manera o de otra. La luz nos afecta y estimula tanto física como psicológicamente, aunque no seamos conscientes de ello. En arquitectura nos permite resaltar formas, modelar objetos, destacar diferentes puntos, incluso gracias a la iluminación podemos generar un ambiente u otro en un espacio. Museos, fachadas, restaurantes, clubs, escaparates…todos ellos juegan con la iluminación para resaltar aquello que más les interesa. Además, tiene un papel fundamental en nuestro cuerpo, ya que es responsable de que estemos alerta y activos. 

Hemos hablado con Birgit Walter, fundadora y directora creativa de BMLD, un estudio de diseño de iluminación con sede en Barcelona y experiencia internacional. Es el primer estudio en España dedicada al diseño de iluminación. BMLD está formado por un equipo de arquitectos, interioristas y diseñadores de producto, que tienen formación en iluminación. Desarrollan proyectos tanto nacionales como internacionales, como por ejemplo en la India: “actualmente tenemos varios proyectos aquí en España y también fuera, sobre todo iluminación de hoteles, fachadas, espacios nobles y restaurantes”, nos comenta. 

Casa Lleó i Morera

Casa Lleó i Morera

Para Birgit Walter una buena iluminación es aquella que no se nota, aquella que cuando entras en un espacio te sientes a gusto “la luz puede generar espacios muy bonitos o incómodos, es la quinta dimensión de la arquitectura”. El arquitecto, el interiorista y el iluminador deben trabajar de la mano para conseguir lo mejor de cada espacio, la iluminación no es ni más ni menos importante, es una pata más.  La luz existe para hacer un espacio visible. En marketing también se utiliza, la luz influye a nivel emocional e iluminando los locales de una forma u de otra puedes influir en los clientes. 

Para Birgit Walter decidir cuál es la mejor iluminación que podemos tener en casa eso es algo muy subjetivo. Para la cocina recomienda iluminar las zonas de trabajo, para la sala de estar suele funcionar la luz difusa o las lámparas de pie, iluminación en la biblioteca o en cuadros “realmente donde necesitamos más luz es en la zona de lectura”. El baño es el lugar dónde mejor nos tenemos que ver, por eso recomienda que la luz siempre venga desde el espejo, “puede estar integrada o bien en apliques o pendulares a la altura de la cara que queda más elegante”. Para jardines o terrazas le gusta la iluminación en macetas, “puntos de luz que cuando tu estés dentro los puedas ver y genere una mezcla de interior-exterior”. Birgit Walter nos remarca que para ella la iluminación en las zonas privadas ha de ser más íntima y personal. También le hemos preguntado sobre cómo podemos ser más sostenibles en iluminación: “debemos comprar materiales de calidad para que duren más e intentar ser energéticamente responsables”. 

 

BMLD fue el estudio que diseñó la iluminación de la fachada de La Rotonda, el Hotel 1898 y de la Casa Lleó i Morera. “En la rotonda tuvimos que hacer una integración absoluta de la luminaria en fachada, hacerla la luminaria invisible, mientras iluminaos la fachada”. El caso de la Casa Lleó i Morera fue todo un reto, nos cuenta Birgit Walter: “contamos con una protección total de patrimonio y la dificultad nos la encontramos en incorporar la iluminación, ya que no había. Al estar protegido no puedes hacer regatas. Tuvimos que pasar los cables eléctricos por los tubos existentes que había antiguamente para el gas”, y sigue, “el proyecto se hizo al revés, primero mirábamos con qué puntos contábamos para poder iluminar y luego pensábamos qué poner ahí para resaltar los azulejos, los techos de madera…. Usamos iluminación técnica y decorativa. La técnica eran focos muy pequeñitos que se integraban lo máximo posible y para la decorativa optamos por iluminarias de cristal como las lámparas de filamento que imitan la calidad de luz antigua de gas”. En la iluminación del Hotel 1898 usaron los huecos de las ventanas para poder hacer visible la fachada, ya que en Barcelona no hay muchas opciones para iluminarlas, “por ejemplo, en Toledo estamos haciendo la iluminación de toda la piel de la fachada, incorporamos un sistema de luz desde arriba que nos ilumina tipo bañado de pared, aquí en Barcelona no se permite. 

Edificio La Rotonda

Edificio La Rotonda

Detalle edificio La Rotonda

Detalle del edificio La Rotonda

Walter destaca como las ciudades mejor iluminadas: Nueva York, Nápoles, Londres, Paris, Düsseldorf, Osaka y Kuala Lumpur: “son ciudades donde se le da importancia a la luz y eso se nota, os recomiendo ir y fijaros ya veréis como se nota la diferencia. Aquí en Barcelona creo que es necesario un cambio en este sentido, ya que la luz en espacio urbano es casi inexistente y se tendría que cuidar un poco más, así la ciudad tendría más brillo”, concluye.