Opengram 18: Desvistiendo la arquitectura a golpe de like
2018-11-23

Con casi 1600 likes en apenas 10 días, la foto de Meritxell Ferrando ( @meriferrando) no ha dejado opción a sus 9 adversarios para ganar la edición 2018 del concurso Opengram, que organiza anualmente el 48h Open House Barcelona con el patrocinio de Núñez i Navarro. Ha sido tan aplastante su victoria que casi llega a triplicar en “me gustas” a su más inmediato perseguidor. La foto ganadora, tomada en el interior de las viviendas Progrés en Badalona es para más inri la única que tomó Meritxell, que ejerció como voluntaria en ese edificio. “Me inspiré en la historia, diseño y construcción que tenía la escalera que nos explicó uno de los arquitectos. No era difícil apreciar que aquella escalera de caracol tomaba la atención de una parte principal del proyecto”. Fue al entender el porqué de proyectar aquella escalera de esa manera y no de otra cuando supo identificar en ella un ejemplo claro de “desvestir la arquitectura”, el lema de este año. Tan es así que incidió en ese concepto también en el copy que acompañaba la foto: "Se desviste la escalera de caracol para vestirse de su propia esencia, recordando el paso interior a través de las tres chimeneas de la época".

 

Foto ganadora del concurso Opengram 18

 

Al cierre de este artículo la segunda posición del concurso se la disputan la foto tomada por @byannafabo en el Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona y por Paolo Calarco  (@spaces.explorer)  en la fachada del edificio Cristalerías Planell, una de las muchas fotos que publicó para la ocasión: “Puse 3-4 fotos por cada obra visitada. Creo unas 20-25 en total”, confiesa este arquitecto de profesión y de vocación: “Ha sido siempre mi grande pasión, desde pequeño”. La foto en cuestión, una esquina de la fachada con ladrillo visto que se ajusta a su tipo de arquitectura preferido: “La que tiene su fuerza en la estructura misma, en los materiales constructivos, en lo esencial. La obra que fotografié representa perfectamente ese tipo de concepto, donde la belleza de los detalles se manifiesta de forma muy clara y potente”. Justo el mismo estilo que intentó plasmar en las otras imágenes tomadas durante el Open House Barcelona: “En mis fotos intento siempre representar la relación espacial entre arquitectura y vacío, buscando geometría, simetría o lo que más me llama la atención en ese momento de una particular obra”.

 

Cristalerias Planell, fotografiada por spaces.explorer

 

 Fuera de los puestos de honor, aunque con igual reconocimiento para ellos encontramos el resto de instagramers finalistas: @oriolgamarra@casadevall_color@lauralmagro@tommi_balboa@m_estalella@merydoce. En este último caso, se da la casualidad que María ha conseguido colar dos de sus imágenes entre las 10 mejores de esta edición. Además de esas dos, participó con varias fotografías que pudo tomar mientras visitaba edificios como voluntaria de fotografía. Aunque no ejerce la profesión sí estudió arquitectura, hecho que considera “básico para construir mi mirada fotográfica”. En sus dos fotos finalistas una misma inspiración: “intentar captar el detalle de ese espacio a través de la luz. Encuadrarlas en formato vertical también ayuda a resumir aquello que se quiere explicar. En el caso de la fotografía de interior, la restauración de la pared cerámica y la colocación de unas ya icónicas sillas blancas y en el caso de la imagen de la fachada exterior, la distinción en el mismo muro del paso de la luz a través de una celosía de terracota”. 

Otro caso a destacar es el de Tommaso Dogliotti (@tommi_balboa), arquitecto italiano que ha llegado hasta la gran final tomando una sola foto, en la piscina municipal de Montjuïc, “inspirado por el espacio exterior de la piscina y la decadencia del hormigón, gris como el clima de ese día”.

 

Piscina Municipal de Montjuic, por @tommi_balboa

 

Por su parte, Oriol Gamarra (@oriolgamarra) es de los pocos finalistas que no tiene relación con la arquitectura: “simplemente me gusta, como la fotografía, la pintura o cualquier arte, sobre todo si es plástica”. Una sola foto le ha bastado para convencer al jurado: la perspectiva espontánea de una escalera de caracol en el interior de la Torre del Reloj, en la Barceloneta “un edificio de mi barrio que hace tiempo que quería ver”. Aunque la instantánea cuenta con una gran calidad y composición, reconoce que no se la preparó en exceso: “fue bastante espontánea, pero la luz que entraba por la ventana ayudó a la hora de disparar”.

 

Torre del Reloj, fotografiada por Oriol Gamarra

 A todos ellos, nuestro agradecimiento por su testimonio y nuestro más sincero reconocimiento, puesto que el ganador se llevará una noche para dos personas con desayuno incluido en el Hotel REC gracias a la votación popular, pero todos los finalistas han llegado hasta aquí tras pasar el corte del jurado, compuesto por dos miembros del 48h Open House Barcelona: Elisenda Bonet - Directora del Festival 48H OPEN HOUSE BCN y Albert Domènech - Social Media Manager del Festival, así como dos colaboradores del festival con fuerte presencia en Instagram y con conocimientos de fotografía: Antonio Navarro Wijkmark – Fotógrafo oficial del Open House y Nicanor García @nicanorgarcia. Cerraba el jurado el Director de Marketing de Núñez i Navarro, Daniel Zafra. Suya fue la responsabilidad de valorar las más de 1300 fotos etiquetadas con el hashtag #opengram18 y decidir las que a su juicio son las 10 que mejor interpretan el lema de esta edición. 

 En paralelo al Opengram se realizó otro concurso llamado Open Foto, en el que los visitantes del festival podían captar una imagen de cualquiera de los edificios abiertos durante ese fin de semana. Un jurado formado por dos expertos en arquitectura y por un miembro de la organización del 48h Open House Barcelona decidieron que la mejor fotografía fue la del instagramer @alexpekone, tomada en el Hotel Granvía. Además, Núñez i Navarro también se vio representado en la final por una instanténea capturada en el Hotel REC a cargo de Joana Ferret. 

Foto de la cubierta del Hotel Granvía, ganadora del concurso Open Foto 2018

 Como hemos intentado reflejar en este artículo, ni hace falta ser un profesional de la imagen, ni hacen falta nociones de arquitectura ni hace falta enviar muchas fotos para optar al premio final. Así que permaneced atentos a la edición 2019 del Opengram y animaos a participar. Quizás dentro de un año los protagonistas de este post sois vosotros. Una noche para dos con desayuno incluido en el Hotel REC bien lo merece.