Ordena tu casa de forma efectiva, ¡y sin excusas!

2020-03-29

Más allá de las cuestiones estéticas, mantener la casa limpia y ordenada influye directamente en nuestro bienestar físico y emocional y, además, determina el ánimo con el que vamos a afrontar nuestro día a día. Está demostrado que ordenar nuestro hogar, puede ser el primer paso que nos motive a poner orden en otras áreas de nuestra vida que nos ayudarán a ser un poco más felices.

Lo complicado siempre es dar el primer paso y saber por dónde debemos comenzar para que nuestro objetivo se convierta en realidad y no caiga en el saco de la procrastinación. En esta línea encontramos muchos autores que en los últimos años nos han mostrado, a través de sus libros y enseñanzas, diversos métodos efectivos de ordenación, todos orientados a ofrecer las claves y los trucos que nos harán la labor más llevadera. Te dejamos con dos de los métodos más populares para que escojas el más adecuado para ti, ¡ya no hay excusas!

Apartamento NN Vía Augusta

 

Método KonMarie, de Marie Kondo

La gurú japonesa Marie Kondo, consultora de organización y autora del bestseller La magia del orden, presentó en 2015 un sistema de ordenación que puso sobre la mesa la importancia de mantener organizadas nuestras casas y nuestras vidas. El método KonMarie se sustenta en 4 ideas a través de las que podremos articular nuestro plan para organizarnos:

Desechar cosas. El primer paso antes de ordenar será deshacernos de lo que no usemos o ya no queramos. Para facilitar la labor se recomienda distribuir los objetos en 3 montones: uno con aquellas cosas que deseamos conservar, otro con las que ya no deseamos mantener y un tercero con lo que necesita una reparación o arreglo. Los objetos que nos hagan dudar, podemos meterlos en una caja, cerrarla y anotar en ella la fecha. Si pasado un año no la hemos abierto significará que no los necesitamos, así que podemos desecharlos o regalarlos directamente. Debemos tener presente que para no tener que deshacernos de las cosas, lo mejor es no acumularlas.

Ordenar por categorías. Es preferible no ordenar por estancias sino por categorías o grupos de objetos, así tendremos una visión mucho más global y exacta de lo que tenemos y nos resultará más fácil decidir qué queremos conservar y que no. Recuerda: un sitio para cada cosa y una cosa para cada sitio.

Empezar con lo más fácil. Así evitaremos abandonar a la primera de cambio. Se puede empezar a ordenar la ropa, luego los libros, papeles, menaje, etc. Y dejar para el final las fotos y los recuerdos, que suelen ser los objetos de los que más cuesta desprenderse. Para facilitar la localización de los objetos una vez los tengamos ordenados, el método KonMarie recomienda disponer de espacios de almacenaje con compartimentos que permitan mantener todos los elementos organizados sin que se mezclen entre sí.

Hacerlo de una sola vez. Es la mejor manera de obtener resultados inmediatos y mantener la motivación. Se trata de hacer una primera intervención, lo más extensa y amplia posible, y posteriormente tratar de mantener el orden de forma diaria. Consejo: incorporar en nuestro día a día la siguiente regla “por cada cosa nueva que quieras meter en casa, deberán salir primero una o dos”.

Apartamento Vía Augusta

Método Flylady de Marla Cilley

Marla Cilley, también conocida como la “nueva Marie Kondo”, es una organizadora profesional norteamericana creadora del Método Flylady de ordenación. Para Marla, el objetivo principal es lograr reducir al máximo el tiempo que dedicamos a las tareas del hogar. Su método sostiene que no debemos destinar un único día a la limpieza, sino incorporar rutinas concretas diarias que pongan el foco en espacios muy concretos. Las claves de su sistema también son 4:

Teoría de los 15 minutos al día: Podríamos decir que esta es precisamente la esencia de todo el método: dedicar únicamente un cuarto de hora cada día a organizar y ordenar una única habitación. Para ello el secreto es está en definir tareas precisas para cada espacio y, por supuesto, llevarlas a cabo. Consejo: utilizar un cronómetro para limitar el tiempo nos ayudará a ser más eficientes.

Dividir las rutinas: Para convertir estas tareas en hábitos la organización será la clave del éxito. La propuesta es crear rutinas repartidas en mañana, tarde y noche, adaptando este método a nuestras propias necesidades.

La importancia del fregadero: El fregadero es una de las piezas clave de la cocina en cuanto a orden se refiere. Si lo encontramos limpio, vacío y seco nos incitará a tener más cosas organizadas.  

Los zapatos: La creadora del método recomienda que, nada más levantarnos, nos vistamos y calcemos, a poder ser con zapatos con cordones. El motivo es claro: una vez vestidos completamente nos sentiremos más preparados y dispuestos para comenzar a hacer las tareas. ¡Ah! Y no valen las zapatillas.

Como verás, se trata de dos métodos que comparten un objetivo común: hacer de nuestro hogar un lugar más agradable a través del orden y la organización. ¿Cuándo comenzamos?

Apartamento NN Vía Augusta

Y si estás buscando inspiración para crear tu hogar visita nuestros pisos de muestra en la web. Encontrarás variedad de pisos de obra nueva, tanto de compra como de alquiler. ¡Tú nueva casa te está esperando!