Conociendo un poquito mejor al doctor Enric Cera
2017-02-09

La rehabilitación de la Torre Enric Cera ya es una realidad. El proyecto de restauración de este chalé alpino situado en el distrito barcelonés de Sant Gervasi comenzaba en 2006 con la adquisición de la casa por parte del grupo Núñez y Navarro. En 2014 se inició una rehabilitación que ha permitido recuperar el inmueble y adecuarlo a su futuro uso como oficinas. Y lo que es mejor, todo ello sin perder un ápice de su naturaleza y su majestuosidad original. Así lo atestiguan los antiguos propietarios, los nietos del doctor Cera, que el pasado mes de diciembre pudieron visitar la que había sido su casa de la infancia. Como recogimos en este artículo, la visita fue un éxito y los Cera quedaron encantados con el resultado de la rehabilitación. Aquella jornada sirvió también para juntar, una vez más, a cuatro generaciones de Cera y revivir con ellos muchas de las anécdotas acontecidas en la casa familiar. 

Como aquella experiencia nos supo a poco, desde Núñez y Navarro quisimos saber más. Sobre la figura del doctor Cera, su legado y su relevancia en la Barcelona de principios del siglo XX. Pero también sobre la historia de la casa a lo largo de las varias generaciones que han pasado por el chalé familiar. Por ello nos pusimos en contacto con Beatriz Torra-Balari Cera, hija de Maria Luisa Cera y, por tanto, nieta del doctor Cera. Le pedimos que nos explicase cómo era su abuelo y que nos hablase de la casa. El resultado fue una carta muy emotiva, llena de recuerdos y vivencias a través de la cual pudimos conocer un poquito mejor al reputado médico barcelonés y la casa a la que acabó dando nombre. Nos gustó tanto que hemos decidido compartirla, (con el permiso de la familia) en nuestro blog.