Espacios de cultura viva en Barcelona
2019-11-07

Barcelona es historia, cultura, arquitectura…y también es una fábrica de artistas, músicos y cantantes que se han forjado recorriendo los bares de la ciudad con su guitarra a cuestas. Estopa, Manolo García, Antonio Orozco, o incluso Rosalía, han dado sus primeros pasos en el mundo de la música ofreciendo conciertos en pequeños bares y locales acondicionados, o no, para ofrecer música en directo. No hablamos, por tanto, de recintos consagrados como Razzmatazz, Sidecar, Apolo o Luz de Gas. Sino de lugares generalmente poco iluminados, con un escenario improvisado entre las mesas del bar y en el que el cantante de turno podía recibir feedback inmediato sobre su actuación. Cualquier espacio era bueno si les permitía enseñar su repertorio mientras soñaban que un cazatalentos les ofrecía una oportunidad profesional. 

 

Espacios de cultura viva en Barcelona

 

Ahora, una normativa municipal ha creado una nueva tipología de establecimientos que protege este tipo de locales. Son los llamados Espacios de Cultura Viva y comprende a bares, cafeterías y otros locales con un aforo de hasta 150 personas que quieran ofrecer música en vivo. El requisito para poder acogerse a esta nueva categoría es, además del aforo, contar con una programación cultural estable de música en directo, con un mínimo de 40 actividades al año. De esta manera, la normativa protege estos espacios de importancia vital para el tejido cultural y musical de Barcelona y que permite a jóvenes promesas iniciar un circuito cultural por locales que, ahora sí, estarán protegidos por la ley. Repasamos algunos de los más célebres de nuestra ciudad:

London Bar

Inaugurado en 1910, este histórico bar de la calle Nou de la Rambla acogió entre sus paredes a Picasso, Miró, Hemingway, Machado y Carlos Gardel. Mesas de mármol, decoración modernista y cobijo de la bohemia barcelonesa. Desde su apertura funcionó de forma ininterrumpida durante 106 años, hasta la muerte de su propietaria, Eli Bertran. En su testamento designó como heredero al creador del Circo Histórico Raluy, Carlos Raluy, a quien legó el local con la esperanza de darle una nueva vida. Así, Raluy volvió a subir la persiana del London Bar en 2018 con la ilusión de situar el negocio en el centro de la vida cultural de Barcelona, con la idea de conservar la programación cultural, a través de espectáculos de circo y de música en vivo.

Michael Collins Pub

Uno de los pubs irlandeses más míticos de Barcelona, con más de 20 años de trayectoria. Situado casi a los pies de la Sagrada Familia, El Michael Collins reúne en sus dos locales contiguos toda la esencia de la cultura irlandesa: cerveza y whisky autóctonos, comida rápida para amortiguar el golpe del alcohol, deporte a todas horas en diversas pantallas, y un programa continuo de música en directo con actuaciones que cubren tanto la música tradicional irlandesa como ‘covers’ de la música internacional. Una gran opción para tomarse un par de pintas escuchando viejas canciones folk con las que transportarse hacia la vieja Irlanda.

Mediterráneo

Ubicado en la calle Balmes, ‘el Medi’ como lo conocen los más asiduos del lugar es un pub que abre los 365 días del año y que ofrece música en directo de pequeño formato. Su programación habitual consta de unos tres o cuatro pases diarios, aunque también se organizan conciertos especiales y actuaciones de monologuistas con la llegada de fechas señaladas. Lo más curioso de este local es que aunque cuenta con una extensa oferta musical, la entrada al local sigue siendo gratuita. Es, por tanto, un lugar mítico de la noche barcelonesa en el que evadirse para disfrutar de buena música en vivo y en directo, viendo a cantautores versionando canciones de otros artistas.

Lunatic

Una pequeña calle de Les Corts, casi donde la ciudad se confunde con las primeras calles de L’Hospitalet, alberga otro de esos refugios en los que poder disfrutar música en vivo. El Lunatic, un sótano que alberga un pequeño bar con un mini-escenario en el que se ofrecen sesiones de música en vivo los fines de semana y vísperas de festivos, así como monólogos. Y es que nos encontramos ante uno de los templos del stand-up comedy de Barcelona, por el que pasaron algunos de los más destacados cómicos de la actualidad.

 

Espacios de cultura viva en Barcelona

 

Sabedores de la enorme vitalidad que tiene la música en directo en Barcelona, los hoteles de Núñez i Navarro cuentan también con diferentes espectáculos musicales abiertos a todo el público barcelonés y en los que poder disfrutar la mejor música jazz, soul o pop-rock internacional mientras saboreamos deliciosos cócteles de autor en un ambiente relajado y sofisticado. Tal es el caso de las Acoustic Nights en The Corner Hotel, los jueves por la tarde-noche, todo un clásico de los afterwork en el Eixample. En él podemos disfrutar la mejor música internacional de la mano de Cece Giannotti, en un auténtico paseo sonoro por el mundo de la música. 

Por su parte, el soul, el funk, el R&B y la música negra tienen su espacio en un marco incomparable como es el hall del Hotel 1898, en el corazón de las Ramblas de Barcelona. Un enclave ideal en el que disfrutar de la música junto a un buen cóctel escuchando clásicos de Otis Redding a Amy Winehouse, pasando por Michael Jackson y Rihanna. Una buenísima manera de empezar la noche del sábado antes de cenar o simplemente para tomarse algo después de un largo día en las calles de Barcelona. 

Y como estas, el conjunto de hoteles del Grupo cuenta con otras veladas en las que disfrutar la música en todos sus estilos: son cubano, jazz, electrónica… Y por supuesto, también la rumba catalana. Que para algo es cultura viva de Barcelona