Las casas más antiguas de Barcelona
2017-04-20

Oscar Wilde, dramaturgo y novelista irlandés nos decía: “El único deber que tenemos con la historia es rescribirla”. Y hoy nosotros... ¡le hacemos caso! Vamos a dejar constancia de las casas más antiguas de Barcelona, viviendas que esconden entre sus paredes memorias y vivencias que jamás se borraran si alguien, en este caso nosotros, las seguimos recordando.  ¡Hagamos un recorrido histórico con esta selección de edificios!

 

 

La más antigua de Barcelona

Casa nº6 Sant Domènec de Call

Según Josep M. Huertas, nos encontramos ante la casa más antigua de la ciudad condal, habitada desde el siglo XII. En la fachada podemos apreciar muchos elementos medievales como por ejemplo en el portal, o en las ventanas. Todas las paredes son por una parte de piedra y por otra, tabicadas con encintado exterior. A pesar de su restauración en el año 2000, se conservan elementos ornamentales de la época feudal.  Una característica curiosa de esta casa es la inclinación de las paredes, este hecho es la consecuencia del terremoto que sufrió la ciudad en el siglo XV.  

 

 

 

Viviendas con estilo gótico

Palau Reial Major

El Palau Reial Major fue la residencia de los condes de Barcelona y reyes de Aragón en el siglo XV. Se encuentra en el epicentro del barrio gótico de la localidad barcelonesa, en la plaça del Rei y está compuesta de tres recintos: El Saló del Tinell, La capella palatina de Santa Ágata y el Verger, los jardines. Este edificio es un palacio medieval con una arquitectura austera y un ejemplo del estilo gótico civil catalán de la época. Más tarde, en el siglo XVI pasó a ser la sede del Santo Oficio, es decir, la Inquisición. Actualmente, después de la restauración hecha en los años treinta del siglo pasado, el palacio se ha convertido en la sede principal del Museu d’Història de Barcelona.

 

 

Casa de l’Ardiaca

Esta vivienda de estilo gótico flamígero con detalles esculturales de influencia renacentista italiana, se encuentra en el mismo barrio gótico de Barcelona. Originaria del siglo XII, la casa pasó a ser la sede del Col·legi d’Advocats de Barcelona y en 1902, el mismísimo Lluís Domènech i Montaner decoró el edificó. En 1920, el Ayuntamiento de Barcelona se apropió del recinto y hasta hoy, es la sede de l’Arxiu Històric de la Ciutat de Barcelona.

 

 

 

El neoclásico del siglo XVIII

Casa Marc de Reus

Palacio de estilo neoclásico del siglo XVIII que se encuentra en el distrito de Ciutat Vella en el número 8 de la Rambla de Santa Mónica en Barcelona. Fue construido entre 1775 y 1781 por el arquitecto Joan Soler i Faneca y a día de hoy, es un Bien Cultural de Interés Local. La utilización actual es de sede del Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya. Es un edificio señorial con composiciones en la planta y la fachada de geometría y tratados italianos y franceses del arte en la construcción.

 

 

Palau Moxó

Fue construido en 1770, sobre las ruinas de una antigua residencia del siglo XIII en pleno barrio Gótico. Está catalogado como patrimonio arquitectónico por sus rasgos clásicos y es el único palacio privado de Barcelona del siglo XVIII que todavía conserva su mobiliario y el interior original de la época. Ubicado en la plaza Sant Just, hasta el año 2000 fue la residencia de la familia Moxó. En la actualidad se ofrecen visitas guiadas para conocer sus secretos, pinturas y belleza.

 

 

 

Casa Joan Cabot

Josep Fontserè i Domènech construyó esta vivienda en 1847. De estilo ecléctico y enclavada en una isla de casas en el distrito de Ciutat Vella, queda enmarcada por el carrer Escudellers.

 

 

Palauet Casades

La construcción del Palauet Casades se remonta a 1882 cuando su diseño fue encargado a Antoni Serra i Pujals. Este edificio se encuentra en el Eixample de Barcelona y perteneció a Carles de Casades Còndols, propietario textil conocido de la época. Actualmente, el recinto acoge en su interior el Col·legi d’Advocats, donde se encuentra la biblioteca jurídica privada más importante de Europa. Es un archivo histórico muy apreciado, ya que se libró de la censura impuesta durante las dictaduras de Primo de Rivera y Franco.

 

 

 

Esta selección solo es un aperitivo de los muchos edificios y casas singulares que hay en nuestra bella Barcelona. ¡Si os ha gustado esta publicación no dudéis en compartirla!