David Montedeoca: “Tenemos clientes que han celebrado todo en La Rotonda: su bautizo, su comunión y su boda”
2018-06-29

Comer en La Rotonda vuelve a ser posible. Décadas después de haber acogido a la flor y nata de la alta sociedad barcelonesa en el suntuoso Hotel Metropolitan, la emblemática torre Andreu vuelve a ser lugar de reunión para vecinos de Sant Gervasi, trabajadores de la zona y turistas que pasan camino del Tibidabo. Todos ellos disfrutan ya de la gran dinamización que la rehabilitación del edificio modernista ha supuesto para el barrio. Y es que además de la ya conocida presencia de Accenture, Nike y Duet Fit, La Rotonda cuenta con una variada y complementaria oferta gastronómica de la mano de Gougrouz SL, que ha alquilado los locales comerciales en los que ha instalado un restaurante La Tagliatella, y el nuevo concepto Lux&Burg.

Con esta entrevista, el Director de La Tagliatella-Tibidabo, David Montedeoca, nos explicará cómo están siendo sus primeros meses regentando un restaurante con una identidad tan marcada como es La Tagliatella, con más de dos décadas de especialización en la cocina tradicional de las regiones del Piamonte, Liguria y Emilia Romagna y con unos pilares tan reconocibles como son su autenticidad, a través de ingredientes traídos directamente desde Italia; su generosidad, a través de la calidad y la cantidad de sus platos; y su hospitalidad, atendiendo a cada cliente como si fuese un invitado, cuidando cada detalle para que se sienta cómodo.

interior Restaurante La Tagliatella en edificio La Rotonda

¿Cómo fue instalarse en una ubicación con tanta historia?

Fue un encuentro de sentimientos. Muchos nervios y también muchas ganas, porque estamos en un edificio histórico, muy significativo para el barrio, porque esto era su centro neurálgico. Todo esto lo hemos ido aprendiendo a medida que recibimos clientes y nos explican su historia. Tenemos clientes que han celebrado todo aquí: su bautizo, su comunión y su boda. Tienen una vivencia muy personal con este edificio y cuando llegan aquí, te cuentan que cuando estaban a lo lejos y veían la cúpula de La Rotonda pensaban “ya estamos en casa”.

Entonces digamos que la gente recuerda este edificio siempre de manera positiva…

No siempre. Al haber sido también un hospital psiquiátrico y luego un hospital de enfermos terminales, nos estamos encontrando las dos vertientes. Por un lado, los que han disfrutado mucho aquí y tienen muy buenos recuerdos. Por otra parte, hay gente que no tiene tan buen recuerdo del lugar, aunque no deja de ser un sitio importante en su vida.

¿Por qué eligieron esta localización?

Los propietarios son vecinos del barrio y cuando iban por la zona a cenar con los niños se daban cuenta de que no había mucha oferta para familias. Por eso, cuando vieron el local en obras a punto de terminar, se pusieron en contacto con Núñez i Navarro y se decidieron.

¿Cómo es tener un restaurante italiano en Barcelona?

Es un tipo de comida que gusta a todo el mundo. Tenemos muy buen producto y con muchas opciones diferentes, de manera que podemos atraer a públicos muy distintos. Nos llegan los abuelos con los hijos y los nietos y todos encuentran algo que les gusta.

 

interior Restaurante La Tagliatella en edificio La Rotonda¿Y cómo hacen para competir con tanta oferta que hay respecto al tipo de cocina?

Es fundamental la calidad del producto. El hacer siempre las cosas de la misma manera. Tanto si viene hoy, la semana que viene o venga cuando venga, el cliente sabe lo que va a recibir. Un precio ajustado a la calidad de producto que ofrecemos y también intentando dar el mejor servicio posible. Al final, lo único que te puede diferenciar con tanta oferta es eso.

¿Qué tipo de público suele venir a La Tagliatella de La Rotonda?

Un poquito de todo. El fin de semana quizá encuentres más familias y entre semana un poco de todo, destacando gente de oficina que quiere comer en 45-50 minutos. Aquí es un servicio muy rápido, y al tener oficinas arriba es un público recurrente. También nos viene gente del barrio y turistas. Más de los que pensábamos. Al tener el Tibidabo tan cerca, llegan muchas personas. De hecho nos preguntan todos que autobús tienen que coger para subir hasta allí.

Sabemos que se trata de una franquicia, pero igualmente ¿qué valor aporta este Tagliatella en particular a diferencia de otros en la ciudad?​

Ante todo, el local donde estamos ubicados nos da una ventaja competitiva con los demás establecimientos. La luz natural, decoración cuidada y la parte moderna le dan un toque especial que nos diferencia de los demás. El edificio es precioso y ha sido tan bien renovado que atrae clientes con ganas de disfrutar de la gastronomía típica italiana.

Para nosotros, nuestros clientes son lo primero y por ello centramos nuestros esfuerzos en cuidar todos y cada uno de los detalles que hacen que su experiencia en nuestros restaurantes sea realmente única. Intentamos formar y motivar a nuestro personal para que atiendan a nuestros clientes de la manera más eficiente y cuidadosa. Creemos que esta es también otra clave del éxito de nuestro local.

interior Restaurante La Tagliatella en edificio La Rotonda 

De todas las fotografías que decoran el local ¿cuál es vuestra favorita?

La del gondolero de La Rotonda, porque es sencilla, familiar e inconfundible. Sabes que es Venecia sin duda.

¿Cuál sería la especialidad de este Tagliatella?

Funcionan muy bien los productos con trufa, y las pizzas que son hechas todas a mano, de manera artesanal y cocinadas en nuestro tradicional horno italiano de piedra. Pero no quisiera destacar solo eso. También tienen mucha demanda los carpaccios con mozzarella di bufala, las ensaladas con forma de torre de Pisa o los risottos.