6.000 visitantes. ¡Gracias por formar parte de La Rotonda!
2016-11-03

El del pasado fin de semana ha sido uno de esos eventos que quedan grabados para siempre en la memoria de una organización. Un hito. Y ha sido, por encima de todo, un privilegio y un placer. Cerca de 6.000 personas se han acercado a las jornadas gratuitas de puertas abiertas que, desde Núñez y Navarro, convocamos en la emblemática torre Andreu, La Rotonda, la última joya modernista de Barcelona, con motivo de su rehabilitación.

Entre ellos, muchas personas con vínculos sentimentales con el edificio: personas que disfrutaron de grandes celebraciones en el hotel, entre ellos algunas novias. También quisieron volver a La Rotonda familiares y amigos de algunos de los enfermos ingresados allí en la época de la cínica. Para ellos, visitar La Rotonda suponía un homenaje a la memoria de sus seres queridos. Y por último, antiguos trabajadores de la torre Andreu, profesionales sanitarios que celebraban la luminosidad de la nueva rotonda en contraste con la oscuridad de su última etapa. A todos ellos les agradecemos muy sinceramente la afectuosa acogida brindada.

El interés por el edificio, que recupera así su aspecto original de 1906, ha sido tanto que la demanda ha superado las plazas disponibles. Durante tres días, la ciudadanía ha podido pasear por el legendario inmueble antes de que lo empiecen a ocupar sus inquilinos (oficinas, locales y parkings). Está previsto que la primera empresa en trasladarse sea la multinacional de consultoría, servicios tecnológicos y externalización Accenture, que ocupará los 4.600 metros de las plantas tercera, cuarta y quinta.

 

Una experiencia irrepetible, un día para recordar

En turnos de visita de hasta 45 minutos, los participantes han recorrido gran parte de los cinco niveles superiores de la torre Andreu. En el trayecto han recibido explicaciones de un equipo de guías especializadas y se han podido informar más a fondo sobre la evolución del edificio y sus diferentes usos . Como broche final, los asistentes han disfrutado de las espectaculares vistas de la ciudad desde la terraza, con el mítico templete decorado por Lluís Bru Salelles en primer plano.

Entre los vecinos que se han acercado a La Rotonda, caras conocidas como la del chef Jordi Cruz o la ilustradora Roser Capdevila, creadora de les tres bessones. Y, entre las actividades, una especialmente singular: el robot NAO, obra de Accenture, ha respondido todo tipo de preguntas sobre el edificio histórico y su rehabilitación y ha hecho las delicias de los más pequeños.

Ya al final del recorrido por las instalaciones un aperitivo en el local contiguo de Avenida del Tibidabo y la oportunidad de fotografiarse en el photocall con el recortable de La Rotonda rubricaban una experiencia irrepetible que recordaremos siempre. ¡Gracias!

Visita La Rotonda