Descubrir Sant Andreu. ¡Claro que sí!
2016-07-28

 

Sant Andreu nos habla de un pasado rural en el que masías y campos de cultivo poblaban gran parte de la superficie que hoy ocupa el actual distrito barcelonés. Curiosamente, sus orígenes se remontan al año 992, del que existe un documento de permuta de una herencia entre Na Mel y el abad Otó.

Barcelona está compuesta por un total de 73 barrios congregados en diez distritos administrativos, el noveno de los cuales es Sant Andreu, catalogado como uno de los que todavía mantiene la esencia de barrio a la antigua usanza. Este hecho es comprensible si tenemos en cuenta su ubicación e historia. El distrito se encuentra en los confines de la ciudad, en la zona norte y lindando con el río Besòs, por lo que ha sabido mantener su carácter lugareño, alejado del núcleo de la urbe.

sant andreu

Las siete maravillas

El distrito cuenta, de hecho, con siete barrios administrativos: La Sagrera, El Bon Pastor, La Trinitat Vella, Baró de Viver, Sant Andreu de Palomar estricto, Navas y el Congrés i els Indians.

Sant Andreu de Palomar es considerado el núcleo más antiguo del distrito y no fue anexionado a la ciudad hasta 1897, cuando la reina regente María Cristina firmó un decreto de agregación en el que se lee: “Quedan agregados en su totalidad al término municipal de Barcelona los de Gracia, San Martín de Provensals, Sans, San Andrés de Palomar, San Gervasio de Cassolas y Las Corts”. Aquí terminaba la historia de Sant Andreu como pueblo.

Barrio Navas

 

Patrimonio cultural

El distrito de Sant Andreu cuenta con 13 elementos de especial relevancia patrimonial. La Fabra y Coats, fundada en 1837 por Ferran Puig i Gilbert, supuso la transición para el barrio de la cultura agraria a una modernizada sociedad industrial. Actualmente, el espacio está destinado a apoyar el talento y la creatividad: en él se crean sinergias entre creadores.

Como elementos de visita obligada, es recomendable la desconocida iglesia de Sant Pacià, que alberga un mosaico de estilo neoclásico, obra de Antoni Gaudí. Otra apuesta segura es la masía señorial del siglo XVII llamada Les Carasses, hoy en día convertida en escuela pública.

Concepción Arenal

Concepción Arenal, una de las arterias que desembocan en el corazón del barrio —la vibrante rambla de Fabra i Puig—, está en plena renovación. La promoción ubicada en el número 296, que Núñez y Navarro prevé finalizar en un año, cuenta con zona ajardinada, piscina y un área infantil en el interior de la isla. Ofrece pisos de una, dos o tres habitaciones.