Oficinas en edificios singulares
2017-05-04
¿Un futbolín o una mesa de billar en medio de la oficina? ¡Por qué no! Grandes marcas como Dropbox, Lego y más han optado por dejar atrás la vieja oficina y construir un espacio de trabajo más creativo y estimulante. ¡Qué no te sorprenda! Ya que pasamos muchas horas en el trabajo… Es reconfortante estar a gusto.

¿Estás ahora en tu oficina? ¡Perfecto! Imagina colocar un futbolín o un billar para desconectar de una tediosa reunión, o tener un cómodo sofá con forma de barca para poder leer el último informe mensual. ¿Te gusta verdad? ¡Enhorabuena! Acabas de transformar tu oficina en tu espacio de trabajo.

 

En una época en la que todo cambia, los modos de trabajo también lo hacen. El teletrabajo y el coworking ya no son futuro sino presente. Y lo mismo está pasando con los espacios de trabajo, volviéndose cada vez más creativos y estimulantes.

Así, lo que empezó pareciendo una extravagancia de un gigante tecnológico como Google ha sido copiado por Dropbox, Lego y otras tantas multinacionales que, por fin, han entendido que el espacio de trabajo es un elemento más a tener en cuenta para lograr una mayor productividad y un mejor ambiente laboral.

Vistas al mar, edificios con historia, espacios funcionales y diáfanos…todo vale con tal de seducir a las empresas para ocupar los nuevos espacios de trabajo. Este fenómeno poco a poco se va implantando también nuestro país y, de rebote, en Barcelona. Como recogía un artículo de Expansión, las oficinas en espacios singulares plantan cara a las áreas de negocios.

 

Una buena muestra de ello es la Torre Enric Cera, palacete novecentista  ubicado a escasos metros de la Vía Augusta y que ha sido rehabilitado integralmente manteniendo el volumen de este espacio único protegido. Las diversas plantas de este edificio disponen de salas diáfanas y terrazas en algunas de ellas. Y para terraza la que posee la buhardilla de la casa, desde las que poder disfrutar el fantástico jardín privado y de impresionantes vistas al Tibidabo y la sierra de Collserola. Bien comunicado con el centro de Barcelona por FGC y autobús, se convierte en el escenario ideal para ser sede corporativa de una gran empresa.

 

 

 

Y si de edificios históricos se trata, la Casa Lleó i Morera es un recinto ideal para establecer un centro de trabajo. Ubicado en pleno Paseo de Gracia, este edificio modernista rezuma arte por todos lados. Obra de Lluís Doménech i Montaner está considerada una de las mejores obras modernistas por la intensa aportación artística de los mejores artesanos de la época. La majestuosidad del edificio se aprecia ya desde el exterior gracias a su preciosa fachada y se acentúa al llegar al vestíbulo, su majestuosidad se incrementa al cruzar el umbral y ascender al salón, la galería o la sala de fumadores.

 

 

 

Sin tanta historia, pero también característico es la Torre Tarragona,   edificio ubicado en un entorno de gran afluencia de público y junto al recinto ferial de Montjuic. Allí se ha trasladado recientemente la empresa ToolsGrup. En su nueva sede, la compañía dedicada al desarrollo de soluciones para la optimización y la planificación de la cadena de suministro ha incrementado su espacio en más de un 70% respecto a su anterior ubicación. Ahora, los más de 50 trabajadores encuentran mayores facilidades para desarrollar su actividad profesional, gracias a unos espacios mejorados que fomentan el trabajo en equipo y la comunicación entre departamentos, como un open space que potencian la relación entre el personal.

 

 

Estos son solo algunos ejemplos. Con el tiempo habrán más, porque esta corriente es imparable y las empresas lo saben. Los teléfonos, los coches, las televisiones…todo evoluciona. Y ahora le ha llegado el turno a las oficinas. O mejor dicho, a los espacios de trabajo.